El proceso de desarrollo de un producto está regulado por un protocolo interno denominado HPP (High Performance Process).